Proyecto Orinoco mantiene atención a 600 pemones en Brasil

93

Al menos, 600 indígenas pemones del estado Bolívar han sido integrados en la comunidad brasilera Tarau Parú, según la Agencia de Ayuda Humanitaria Internacional de la Comunidad Católica.

Este grupo de originarios venezolanos habrían abandonado Venezuela en el año 2019 ante la grave crisis humanitaria persistente.

Según otras fuentes, los indígenas están siendo incorporados a zonas de producción autosustentables con el objetivo de sumarse a la producción local.

Desde mediados del 2021 el gobierno de Brasil y los organismos de ayuda humanitaria nacional e internacional iniciaron con el programa de “interiorización” que excluía a los indígenas.

La negativa de ubicar a los indígenas en zonas residenciales era que estos no se adaptarían al nuevo entorno social.

Pese a ello, durante los últimos meses las autoridades indígenas, representantes del gobierno y las ONG humanitarias acordaron incluir a los indígenas en el plan de “interiorización” denominándolo como “reubicación”.

Para ello han optado por ubicar sitios cercanos a zonas residenciales donde los originarios pueden construir sus viviendas.

En esta ocasión, la ayuda del proyecto Orinoco asentada en Venezuela fue crucial para que a través de la Agencia de Ayuda Humanitaria Internacional de la Comunidad Católica pudieran reubicar a los pemones.

No existen datos sobre el número exacto de indígenas venezolanos en Brasil. No obstante, ACNUR ha asegurado que supera los 6.000 originarios.

La mayoría de ellos son warao del estado Delta Amacuro. Esta población de warao ha sido estimada en 3.600 originarios.