Pueblo Uwottüja exige desalojo de grupos armados de su territorio

Denuncian que grupos irregulares provenientes de Colombia utilizan sus territorios ancestrales para el tránsito del narcotráfico. Foto: Archivo.

Indigenas de Uwottüja, en el estado Amazonas, denunciaron en un comunicado que grupos armados provenientes de Colombia utilizan sus territorios ancestrales para el tránsito del narcotráfico con la construcción de pistas de aterrizaje clandestinas.

La estructura política compuesta por el Consejo de Ancianos se reunió en una asamblea que contó con la participación de 287 personas y exigieron al Estado venezolano:

1. Que se reconozca a los habitantes de los pueblos originarios de los cuatro ríos como guardianes de los territorios.

2. Que sean reconocidos como un órgano que garantiza la generación de capacidades para la defensa de sus territorios.

3. Que se garantice la continuidad en el uso responsable de sus recursos bioculturales sin condicionamientos externos.

4. El rechazo a la explotación de la minería y el uso de sus territorios para el tránsito de actividades ilícitas como el narcotráfico.

5. Que sean desalojados de su territorio ancestral todas las personas armadas, tanto nacionales como extranjeras porque han aumentado los conflictos internos con sus propios hermanos Indígenas.

6. Que se activen nuevamente tanto a nivel nacional como regional, las comisiones de demarcación del territorio indígena, paralizado por más de 10 años.

7. Que se explique al Pueblo indígena Uwottüja por qué estos grupos armados afirman contar con la autorización del Gobierno venezolano para permanecer en el territorio, sin previa consulta, en violación de las normas constitucionales.

8. Que se informe sobre la construcción de pistas de aterrizaje en el sector del río Autana, donde despegan y aterrizan avionetas durante la noche. También señalaron a los comandantes de los grupos armados que el Pueblo indígena Uwottüja no acepta ninguna forma de violencia y que se ordene de manera inmediata el abandono de su territorio de manera definitiva.

Asimismo, alertaron a las autoridades civiles y militares del gobierno y del Estado; organismos internacionales para la vigilancia, defensa y protección de los Derechos de los Pueblos Indígenas y Derechos Humanos, sobre “cualquier irregularidad, violencia o enfrentamientos que se pudiera generar con estos grupos armados”.