Brasil el monstruo; Argentina con favoritismo de cristal

249

Un nuevo libro de un Mundial de fútbol está a punto de escribirse, esta vez en Qatar 2022, la primera Copa del Mundo en un país del mundo árabe.

Con ello se hace más marcada la tendencia de “intentar leer el futuro”, un comportamiento natural del ser humano para tratar de predecir los acontecimientos. La forma más básica de intentar predecir es desde la opinión; la segunda, con un poco más de efectividad, son los análisis de los datos existentes.

En ambos casos no existe la exactitud. No obstante, con la segunda existe la “probabilidad” un elemento científico que hay que considerar.

En teoría hay cinco selecciones favoritas, pero hoy hablaremos de Brasil y Argentina que tienen este sello natural en una Copa del Mundo.

Vamos al fútbol

El fútbol, como cualquier otro acontecimiento ligado a la existencia humana, tiene su historia, sus datos, sus personajes, sus atributos.

Qatar 2022 también tendrá sus propios. Por lo pronto, por ese afán de tratar de querer predecir el futuro miramos hacia la fila de los favoritos. En teoría, uno de ellos debe emerger como campeón del Mundo.

Las selecciones favoritas

Brasil, Argentina, Inglaterra, Francia y Croacia son, en teoría, las favoritas. Varios elementos están a su favor. Hoy Brasil y Argentina estarán en el foco de esta entrega.

Brasil vive un momento dominante en la orbe del fútbol mundial con un juego intimidante, agresivo, imponente, veloz y efectivo. Los intérpretes son los más talentosos y temibles jugadores de Europa y Sudamérica.

Su calidad no lo remite solo a su actualidad. He aquí el primer elemento numérico de Brasil. De los 26 jugadores, nueve son atacantes: Neymar, Vinicius Jr., Rodrygo, Richarlison, Raphinha, Antony, Gabriel Jesús, Gabriel Martinelli y Pedro.

A ellos hay que sumar a los volantes que son “atacantes”, es una forma de gestión de juego diseñada para atacar.

Tite ha dicho que los usará a todos en Qatar 2022. Según sus conceptos, hay extremos, falsos nueves y delanteros; sin contar con los volantes ofensivos.

El dilema de Tite es dónde jugará Neymar. El extremo del PSG podría estar detrás del delantero armando una especie de arco ofensivo con Vinicius o Paquetá por la izquierda, Richarlison como delantero y Raphinha por la derecha.

Esta formación ya dice mucho de Brasil: velocidad, talento y agresividad.

Los números de Brasil

Desde 1994 hasta el 2021, Brasil tiene un récord sorprendente de finales. Ha jugado 27 finales de distintos torneos de la FIFA de los cuales ganó ganó 17 y perdió 9.

Estos datos son relacionados con finales de la Copa América, Copa FIFA Confederaciones, Mundiales de fútbol y la Copa Oro Concacaf entre 1994 y 2021.

Según datos de la Conmebol, Brasil posee el actual récord de puntos en la Eliminatoria que terminó el 30 de marzo de 2022. Fue una aplanadora en la zona Conmebol donde se dice que se juega la “Eliminatoria más difícil”.

El récord fue arrebatado a Argentina que poseía el mérito desde la Eliminatoria a Francia 98 al lograr sumar 43 puntos. En el 2022 Brasil lo superó al sumar dos puntos más: llegó a 45 puntos.

Brasil ganó 14 partidos en las Eliminatorias Sudamericanas hacia el Mundial de 2022. Es el mayor número de victorias de un país en una misma edición en la historia del torneo.

Brasil no perdió en sus últimos 34 partidos en Eliminatorias Sudamericanas (26V 8E). La Seleção aumentó su actual racha invicta, la mayor de cualquier equipo en la historia del torneo. Su última derrota en Eliminatorias fue en octubre de 2015 como visitante (0-2 vs Chile). Es decir, tiene siete años sin perder.

Tite ganó 82.8% de sus partidos en Eliminatorias Sudamericanas: 24 victorias y 5 empates. Es el mejor porcentaje de victorias de cualquier entrenador al mando de cualquier selección en la historia de las Eliminatorias en todo el planeta.

Argentina tiene lo suyo

Tenemos que estar tranquilos. Si transmitimos ansiedad, las cosas no pueden salir bien”. Esta es la frase más concreta y cargada de un mensaje extraordinario de Lionel Scaloni para la selección de Argentina.

La frase fue reseñada por Star+ Latinoamérica. Ese es el peligroso e inestable sostén emocional del éxito de la Albiceleste. También hay que decir que la selección está cimentada sobre una madurez emocional importante dada la experiencia de sus jugadores y este factor de cierta forma es un elemento de bajo riesgo. Pero ahí está y Scaloni lo sabe.

Messi llega a Qatar 2022 con la etiqueta de segundo goleador de la Conmebol al haber sido superado por el boliviano Marcelo Martins. El argentino marcó 7 y el boliviano 10.

La Albiceleste también fue una locomotora. A falta de cuatro jornadas de la Eliminatoria Conmebol ya lograba su clasificación directa.

Argentina también tiene a su favor un informe de la Federación Internacional de Asociaciones Futbolistas Profesionales (FIFPRO). Según la instancia, entre las selecciones con mayor desgaste físico está Brasil y en la alta competencia este factor es influyente.

Albiceleste con el aval de la tecnología

Los avances tecnológicos también avanzan en el campo del fútbol y las predicciones están a la orden del día con los parámetros y datos que pueden generar simulaciones computarizadas.

Un simulador de partidos de la Copa del Mundo Qatar 2022 realizado usando el videojuego FIFA 2023, dió como ganador a Argentina en la final justamente ante Brasil.

El hecho gana mayor relevancia al observar los aciertos del videojuego en ediciones anteriores con un 100% de efectividad. Predijo el éxito de España en Sudáfrica 2010, de Alemania en Brasil 2014 y de Francia en Rusia 2018.

Los números de Argentina

En las estadísticas dista de Brasil. Entre 1990 y 2018 se jugaron ocho Mundiales y Argentina jugó dos finales (Italia 1990 y Brasil 2014). También llegó a cuartos de final en tres ocasiones (Francia 1998, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010).

Estos datos ubican a Argentina en la élite de las Copas del Mundo y claro rival de Brasil.

Encumbrada en el grupo C, Argentina es clara favorita por encima de Arabia Saudita, México y Polonia. Este factor aleja a la Albiceleste del riesgo del descalabro emocional y los efectos de la ansiedad inicial.

A diferencia de Brasil, que acude con nueve atacantes, Argentina llamó a nueve jugadores para la zona defensiva y ocho atacantes. Una gestión muy antagónica respecto al gigante amazónico.

El favoritismo de Argentina pasa también por evitar de forma hipotética a Francia en octavos. Francia en teoría ocupará el primer lugar del grupo D y Argentina jugaría con el segundo que podría ser Túnez.

Su hipotético rival en cuartos de final saldría de los cruces de octavos entre los clasificados del Grupo A (Qatar, Ecuador, Senegal, Países Bajos) y el Grupo B (Inglaterra, Irán, EE.UU, Gales).

En cuartos, el camino se hace más difícil de prever. El desarrollo del Mundial decidirá el destino de Argentina.

Latinoamérica seguirá de cerca a las dos selecciones más excelsas de este lado del continente con el afán de trastocar el orgullo del fútbol europeo.