¿Qué se sabe de los desaparecidos en el Táchira?

402
Buscadores desaparecidos Táchira
Foto: Diario Los Andes

La zozobra aún sigue reinando en el estado Táchira por la desaparición de un indeterminado número de personas desde el pasado 22 de agosto cuando presuntamente participaban en un retiro religioso en una zona montañosa cerca de La Grita, municipio Jáuregui.

Las primeras versiones indicaron que se trataba de dos familias, cuyo número de integrantes superaba las 30 personas. Los datos más recientes que suministran tanto el CICPC como Protección Civil Táchira reflejan que serían entre 16 y 20 ciudadanos los que se encontrarían desaparecidos, entre ellos una bebé de 8 días de nacida y otros menores de edad.

Funcionarios de la GNB, Policía Regional del Táchira, Protección Civil y Cuerpo de Bomberos intensificaron las labores de búsqueda desde este martes 6 de septiembre.

Este miércoles 7 la comisión arribó a la Laguna de García, en la aldea La Palma, perteneciente a la parroquia Juan Pablo Peñaloza, del municipio Jáuregui, pero sin éxito alguno. También incursionaron en otros sectores como Yanetes, El Rincón vía el Cerro, Páramo El Rosal, Aldea Aguas Calientes, Villahermosa, La Cortada, límite con el municipio Francisco de Miranda.

De igual forma, los drones  realizaron tres vuelos en el área por donde se presume estaría el grupo de personas, pero no hubo ningún tipo de hallazgo. Los buscadores aún no ofrecen un parte oficial.

Algo bien sospechoso

El alcalde de este municipio Juan Carlos Escalante manifestó que “es bien sospechoso lo que se viene presentando con estas familias. Hay varias versiones, no sabemos cuál es la certera hasta que los organismos encargados hagan la investigación correspondiente”.

Mientras, los detectives del CICPC interrogan también a varios allegados de la señora Rosa Edilia García, señalada de ser la responsable del aparente retiro, que buscaba supuestamente, entre otras cosas, que los participantes conocieran mucho más las virtudes de la Virgen María, por lo que se presume que ella estaría vinculada a la fe católica.

De hecho, se afirma que pertenecía al grupo de oración carismática, pero al parecer, desde hace algunos años se apartó de las actividades de este movimiento eclesiástico para formar uno propio denominado “Siguiendo a Jesús”, con aparentes prácticas similares.

Entre los entrevistados está Adolfo Rosales, quien es identificado como el principal asistente de García. Los funcionarios indagan por qué el hombre no acompañó a las familias desaparecidas a la actividad, pese a que fue, según los primeros informes, el que las habría contactado para la peregrinación montaña adentro.

A Rosales también se la había visto prestando «asistencia espiritual» a la familia Luna Roa, una de las desaparecidas, en la población de Santa Ana del Valle, jurisdicción del municipio Jáuregui.

Igualmente, personas cercanas y familiares de los Luna Roa también han sido interrogados por los detectives. Lo que no se determina aún por las autoridades si la mujer también estaría con el grupo o no.

Por lo pronto, entre las hipótesis que manejan los cuerpos de investigación están las de secuestro por razones económicas (una de las familias sería dueña de varias propiedades y bienes en el Táchira) y extravío en la ruta a causa de las condiciones atmosféricas y debido a lo intrincado de la zona.

Otras especulaciones indican que los desaparecidos han podido ser víctimas de una supuesta secta religiosa que los habría captado para sus fines. Sin embargo, de esto no hay mayores datos. La búsqueda continúa.