Rafael Narváez sobre aumento salarial en Venezuela: “Exijo al Estado que se ponga la mano en el corazón”

103
Durante la reunión de gremios del estado Guárico/ Foto: Xiomara López

Durante su visita a San Juan de los Morros, Rafael Narváez, exparlamentario, abogado y defensor por los derechos humanos, no descartó reunirse con el Gobierno nacional para plantear un acuerdo de un futuro aumento salarial para los empleados públicos,  pensionados y jubilados del país.

Narváez declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que fue invitado a tierras guariqueñas por los gremios, quienes le hicieron llegar una propuesta la mañana de este 20 de febrero para que sea elevada al gobierno, ya que son más de 600 días sin haber un aumento de salario en Venezuela.

“Unas propuestas de un justo reclamo que tiene que ver con el salario mínimo que está en el suelo, ya que van más de 600 días sin tener aumento. Las pensiones no cubren ningún artículo de la canasta básica que son 130 bolívares, los docentes ganan 3, 4 y 5 dólares”, expresó.

El defensor de los derechos humanos aprovechó para denunciar la situación tan crítica del sector hospitalario en Guárico, donde el principal centro de salud no cuenta con salas de parto óptima para atender a las parturientas. 

“El caso del sector salud en Guárico, con la falta de instrumentos, material médico quirúrgico y la sala de partos donde algunas no funcionan; por lo tanto, están planteando la posibilidad de un contingente que venga con una plataforma de bienestar y calidad de vida”, añadió.

Narváez señaló que este documento que recibió puede servir para que se inicie una mesa de negociación con el Estado venezolano.

“Yo exijo al Estado venezolano que se ponga la mano en el corazón y se logre un mecanismo de entendimiento. La política es importante y la lucha por el poder es importante, pero más importante es la salud, la educación, el bienestar social. Llegó la hora y hay que tomar en cuenta lo que sufren los docentes, los jubilados, los pensionados, los del sector salud, la parte de profesionales y, por supuesto, que las instituciones atiendan, porque cuando los gremios van a reclamarle a esas instituciones, les cierran la puerta”.

El exparlamentario subrayó que no es una guerra política, sino una exigencia de la clase trabajadora del país.

“Aquí no estamos para hablar de colores políticos, porque el hambre no tiene colores políticos, el estómago no tiene colores políticos”, sentenció.

Rafael Narváez, exparlamentario, abogado y defensor por los derechos humano. Foto: Xiomara López | Radio Fe y Alegría Noticias.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.