Registran más de 100.000 desaparecidos en México

48

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas de México muestra que desde el 15 de marzo de 1964 hasta mayo de 2022, se desconoce el paradero de 100.012 personas.

La organización dicen que México vive una situación de inseguridad: aumento de feminicidios, asesinato a periodistas  y ahora dos sacerdotes jesuitas ultimados  este lunes en el estado de Chihuahua.

La Compañía de Jesús, condenó los asesinatos y pidió justicia para los dos jesuitas: Javier Campos Morales (79 años) y Joaquín César Mora Salazar (80 años).

Reacción internacional

La muerte de los sacerdotes causó diversas reacciones, entre ellas, la ONU y el Vaticano.

Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH, recordó que existe una situación de violencia extrema en las comunidades de la Sierra Tarahumara en Chihuahua.

 “Es urgente implementar un plan para prevenir y responder a los ataques contra personas defensoras y periodistas en el estado”, agregó Guillermo Fernández-Maldonado.

La ONU-DH exhortó a las autoridades a desarrollar una investigación efectiva, considerando las líneas de investigación relevantes e identificando a los autores materiales e intelectuales.

Entre tanto, el papa Francisco, un jesuita argentino, ofreció sus oraciones a la comunidad jesuita al final de su audiencia general semanal y dijo que estaba “triste y consternado”.

“¡Cuántos asesinatos hay en México!”, afirmó. “Una vez más, repito que la violencia nunca resuelve los problemas, solo aumenta el sufrimiento inútil”.

Periodismo, sinónimo de vulnerabilidad

Durante el Foro Internacional Periodismo y Construcción de Paz en México, realizado los días 20 y 21 de junio, se tacaron temas como proteger a periodistas y garantizar la libertad de prensa.

La periodista Daniela Pastrana señaló que existe mucha vulnerabilidad y desventaja para ejercer el periodismo, sobre todo en regiones muy apartadas.

De interés

La ONU considera como principal responsable de las desapariciones al crimen organizado, con “diversos grados de aquiescencia u omisión” por parte de funcionarios públicos.

El gobierno ha reportado que hay unos 37.000 cadáveres sin identificar en servicios forenses, aunque organizaciones civiles advierten que serían 52.000.

México registra además unos 340.000 muertos -en su mayoría atribuidos a acciones del crimen organizado- desde 2006 cuando se desplegó una polémica ofensiva militar antidroga.