Relieve de Puerto Rico cambió por los temblores

La Red Sísmica de Puerto Rico registró este lunes 13 de enero un nuevo sismo de magnitud 4,2.

El sismo, que se originó al sur de la isla, se suma a los 1390 temblores que ha vivido el país desde el 28 de diciembre de 2019 y que, de acuerdo con la NASA, han modificado su relieve terrestre.

Según la agencia espacial estadounidense, la zona sur de Puerto Rico se desplazó cerca de 14 centímetros “en dirección hacia abajo y ligeramente al oeste” (enlace en inglés). El ente afirmó, además, que el daño puede verse desde el espacio.

Por su parte, el director de la Red Sísmica de Puerto Rico, Víctor Huérfano, corroboró la información, declarando que aunque los estudios de su institución no habían concluido, sí era posible ver una fractura en el suelo en el sector La Guancha, Ponce.

“Cada temblor, así sea pequeño, es una ruptura, un movimiento de aquel terreno con fricción. A medida que el temblor aumenta, la ruptura aumenta”, explicó Huérfano.

La nación se ha declarado en estado de emergencia ante la gran cantidad de daños que ha sufrido su infraestructura, sobre todo en la zona sur, donde buena parte de las edificaciones se vieron gravemente afectadas.

Ante la emergencia, la gobernadora Wanda Vásquez se reunió con los alcaldes de las regiones afectadas y anunció la entrega de 2 millones de dólares a los municipios de Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Utuado y Yauco, para apoyar en la mitigación de daños.