Restos de Salvador Franco ya se encuentran en Kumaracapay

Referencial/Foto: Runrun

El abogado de Foro Penal para asuntos indígenas Olnar Ortiz confirmó, a través de Radio Fe y Alegría Noticias, que los restos del indígena Pemón llegaron a la medianoche de este miércoles a su comunidad de Kumaracapay, Bolívar, luego de un viaje de 33 horas por tierra.

Ortiz denunció que el gobierno “no quiso sufragar los gastos del traslado de Salvador, fue la propia comunidad la que colaboró y logró que luego de 33 horas desde Guatire pudieran llegar sus restos”.

Fue este martes 5 de enero cuando definitivamente se le pudo hacer la autopsia al cuerpo del también llamado preso político, arrojando como resultado que murió por un edema cerebral y complicado con una tuberculosis y desnutrición crónica.

Franco falleció el domingo 3 de enero en la cárcel de El Rodeo II, Miranda, y se encontraban detenido junto a otros 12 pemones, acusados de haber asaltado el fuerte militar Luepa en diciembre de 2019.

Y justamente sobre el resto de los detenidos, el abogado informó que andan muy pendientes de sus estados de salud “porque la tuberculosis es una enfermedad muy contagiosa y Salvador compartía celda con todos ellos, y quienes de igual manera deben recibir atención médica y el tratamiento indicado para esta enfermedad”.

Mencionó que los otros 12 indígenas que siguen privados de libertad “se sienten más tristes por la noticia del desenlace de su hermano y eso por supuesto complica aún más su cuadro de salud”.

Sin embargo, al hacer una cronología de estas condiciones en las cuales se encuentran los detenidos, reseñó que desde el mes de mayo de 2020 han venido presentando problemas gastrointestinales a causa de una amibiasis que contrajeron.

Luego, en el mes de julio, “presentaron síntomas de COVID sin que hasta la fecha se les ha hecho una prueba de despistaje”.

En el caso específico de Salvador Franco certificó que “empezó a presentar problemas de salud desde octubre y ya sabemos el desenlace”.

Situación jurídica de los detenidos

En referencia al estatus jurídico de los 12 pemones privados de libertad y de otras 17 personas, entre civiles y militares, Ortiz señaló que actualmente se encuentra en la etapa de juicio luego de la audiencia preliminar que apenas se celebró el pasado 25 de noviembre luego de 4 diferimientos por la paralización del sistema judicial a raíz de la cuarentena por la pandemia.

Espera que para esta semana o la próxima “el tribunal se esté pronunciando para fijar el comiendo del juicio”.

Este miércoles 6 de enero diferentes organizaciones sociales y católicas emitieron un comunicado en el cual exigen que la muerte de Franco no quede impune y que se le practique un riguroso chequeo médico a los otros detenidos, exhortando además que “la vida humana es sagrada”.

El abogado enfatizó que acudirá, en nombre de Foro Penal, a solicitarle al tribunal de la causa que haga cumplir la orden que emitió el 27 de noviembre de 2020 en cuanto a la atención médica de los privados de libertad y que se cambie su sitio de reclusión que se encuentra a 1.200 kilómetros de distancia de su comunidad.