Retornados de un PASI de Guasdualito llevan más de dos meses sin poder moverse

Referencial

El señor Esteban Marquina se comunicó con Radio Fe y Noticias este viernes 26 de junio para denunciar que más de 120 personas que se encuentran alojadas en una escuela de Educación Especial en la población de Guasdualito, municipio Páez, Apure, llevan más de dos meses en ese lugar sin que los puedan llevar hasta sus casas.

Marquina regresó de Colombia a mediados del mes de marzo junto a otro grupo de personas por el paso legal de la población de El Amparo tras cruzar varios poblados colombianos hasta llegar a la frontera en la ciudad departamental de Arauca.

Luego de que le fueron practicadas las pruebas rápidas para el despistaje de Coronavirus fueron albergados en este plantel supuestamente por 14 días.

“Pero ya llevamos más de 2 meses sin que podamos trasladarnos a nuestras casas”.

Afirma que se durante este tiempo les han aplicado 6 pruebas “y en todas hemos dado negativo…no entiendo por qué no nos montan en los autobuses para ir donde nuestras familias”.

En este Puesto de Asistencia Sanitaria Integral, denominado así por las autoridades nacionales, ubicado en esta población del alto Apure se encuentran personas de Carabobo, Caracas, Anzoátegui, Monagas y Lara, entre otras regiones.

Marquina también denunciaba que en la escuela no cuentan con agua potable, duermen hacinados, solo reciben una comida al día y por las noches “la plaga no se aguanta”.

También se quejaba de la proliferación de otras enfermedades como dengue, malaria y cuadros virales sin que puedan recibir la adecuada atención médica.

En Guasdualito existen, según cifras oficiales, 10 hoteles y 17 instituciones educativas, además de la Dirección de Cultura y la Unellez habilitados como refugios para los migrantes retornados.

Hasta la fecha por este lado de la frontera terrestre entre Venezuela y Colombia han ingresado más de 20 mil personas, la mayoría proveniente de ciudades neogranadinas.