Retornados en Delta Amacuro piden “auxilio”

Los venezolanos recién deportados de Trinidad y Tobago exigen que les apliquen las pruebas rápidas de COVID-19 tras denunciar que están bajo condiciones inhumanas.

Los deltanos exigieron el “auxilio” del joven candidato a la Asamblea Nacional, Francisco Martínez, porque han dicho que éste se caracteriza por ser carismático, sencillo, humano y entregado a las causas donde el sufrimiento se hace presente.

Ellos arribaron de la isla el pasado domingo y denuncian no estar comiendo bien, por lo que quieren irse pronto a casa. Se sienten “secuestrados” porque les estarían exigiendo saldar una indeterminada cantidad de dólares para salir.

De acuerdo con los afectados, no les han aplicado las pruebas rápidas y consideran que es una estrategia de presión. Los venezolanos retornados están en la Escuela Granja Artesanal de Tucupita.

Ellos aclararon que de tener Coronavirus, aguardarían los 15 días recomendados, pero lamentan que no les han tomado las muestras. Solo quieren ir a casa sin tener que pasar hambre ni dormir mal.

Hay personas que pertenecen a otras entidades y tienen otra realidad. Hay mujeres embarazadas  e hipertensas y temen que tras hacer esta denuncia, les quiten los teléfonos.

“Por favor publiquen esto, ayúdennos. No nos dejen morir, confiamos en ustedes”, pidieron los migrantes retornados.