Enríquez: en un país mal, el acuerdo es una buena noticia

122
Acuerdo - dialogo-mexico- Negociaciones de Venezuela
Foto: Reuters.

El presidente nacional del Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI) y miembro de la delegación de la oposición en México, Roberto Enríquez, saludó con entusiasmo el acuerdo con el oficialismo pues lo considera como un avance para la reconstrucción del país.

El dirigente político manifestó sentirse orgullo de que por primera vez se está “pensando en las necesidades de los venezolanos” y no en que una de las partes negociantes resulte ganadora al levantarse de la mesa.

“Es la primera vez en años que formalmente, ante los ojos del país, institucionalmente y no a escondidas, sino de forma transparente, la contraparte política —digamos el oficialismo y la oposición— logra un acuerdo de materia muy sensible sobre problemas que están atravesando los venezolanos: salud, derecho a la vida, eléctrica, alimentación y educativa”, expresó Enríquez en entrevista con De Primera Mano, programa matutino nacional de Radio Fe y Alegría Noticias, este miércoles 30 de noviembre.

“Independiente de que falta mucho, yo si creo que es positivo (…). Es una buena noticia en un país tan acostumbrado a decepciones y frustraciones”, dijo al sostener en sus declaraciones que esto es apenas un paso de los que deberían venir porque todavía hay mucho trabajo por hacer en aspectos sociales y para ello, están las agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

ONU se encargará

Tras el acuerdo logrado para desbloquear los fondos venezolanos congelados en el sistema bancario internacional, se estableció que la ONU canalizará los fondos (se estima que sean 3.000 millones de dólares) para usos humanitarios.

Para Enríquez, que la ONU administre los recursos significa que el dinero correctamente llegará a los venezolanos con toda transparencia. 

“Para nosotros (la delegación de la oposición) es muy importante garantizar que el dinero le llegue a la gente”, afirmó. Por consiguiente, dijo que ojalá empiece a ponerse en marcha “rápido” el programa para ayudar lo más pronto posible a los niños con desnutrición y rehabilitar los hospitales. 

Según dijo Enríquez y que han dicho los propios voceros de la ONU, esta es la primera vez que la organización maneja recursos tan amplios de un país para la atención humanitaria.

¿Qué falta negociar?

Enríquez señaló que aún se tienen que hacer esfuerzos por alcanzar negociaciones políticas que impliquen fundamentalmente un gran acuerdo de garantías democráticas para los venezolanos, elecciones libres y justas, la libertad de todos los presos políticos y la segmentación de los Poderes Públicos. 

“Que más nunca en Venezuela unas elecciones sean cuestionadas, que más nunca exista la puerta giratoria donde salen unos presos y entran otros y que más nadie sea privado de libertad por sus ideas políticas”, así como también que se logre un gran acuerdo “que permita rescatar la convivencia entre los venezolanos en el sentido humano, democrático y legal”.

En relación, dijo que tener éxito en lo que mencionó es un desafío, pero “si no nos atrevemos o intentamos, se le está fallando al país”.

“No puedo garantizar que lo vamos a lograr, pero sí puedo garantizar que estamos absolutamente comprometidos con que la ruta democrática se restablezca en Venezuela”, sentenció.

“Tenemos retos grandes. Pero este es un acuerdo del que me siento muy orgulloso (…). En un país donde la estamos pasando tan mal esto es una noticia buena y esperanzadora, pero no podemos ser ingenuos todavía falta mucho”, sostuvo.

Acuerdo trae escepticismo en los venezolanos

Recordó que hay desconfianza, que él mismo también tiene, porque se ha asignado dinero para ayudar a la población venezolana que se desaparece. Pero se puede apostar para que tenga éxito siendo vigilantes del programa. 

“Nos acostumbraron tanto a que el diálogo, la palabra o buscar acuerdos no sirve para nada porque tenemos 20 años viendo que la imposición es la regla del juego. Y entiendo absolutamente el escepticismo y la desconfianza. No le pido a nadie que cambie su escepticismo porque yo también lo tengo, pero lo que sí les pido es que estemos muy vigilantes y pendientes de este proceso sobre cómo evoluciona para que el proceso tenga éxito”, señaló Enríquez.

“Yo sí creo que la gran mayoría de los venezolanos quiere que nos pongamos de acuerdo (Gobierno y oposición), que se acabe tanta tensión y conflicto que le ha hecho tanto daño al país y que se restablezca una democracia orgánica que en verdad le dé derechos a la gente”, apuntó.