Rodney Álvarez cumplirá 10 años preso y aún no hay sentencia en su contra

Foto: cortesía.

El próximo 11 de junio de 2021 Rodney Álvarez, extrabajador de Ferrominera del Orinoco, cumplirá 10 años detenido y aún ningún juez ha emitido una sentencia respecto a su caso.

Luis Aguilera, abogado de Rodney Álvarez, relató a Radio Fe y Alegría Noticias cómo comenzó la revuelta que terminó con la detención de Álvarez.

El 9 de junio del 2011 los trabajadores de Ferrominera, en el estado Bolívar, se reunieron en asamblea general para elegir la comisión electoral esto con el fin de renovar la junta directiva del sindicato de trabajadores.

En ese momento empezaron a llegar dirigentes sindicales que apoyan al gobierno nacional «con autobuses llenos de gente que nada tenían que ver con la empresa», explicó Aguilera.

La situación caldeó los ánimos y dio inicio a un altercado en donde las cámaras de seguridad captaron el momento en que Héctor Maicán, directivo sindical y militante del Partido Socialista Unido de Venezuela, efectúo tres disparos a la multitud reunida, hiriendo a dos trabajadores de gravedad y a Renny Rojas, este último murió en el acto.

Héctor Maicán fue imputado por asesinato por motivos fútiles y dejado en libertad plena a los dos años siguientes por admisión de los hechos.

Dos días después de la revuelta, el 11 de junio de 2011, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas sacó a Rodney Álvarez de la sucursal de la empresa Ferrominera, ubicada en Ciudad Piar, y fue puesto a la orden del Ministerio Público (MP).

A Álvarez se le acusó de asesinar a Renny Rojas, le imputaron el delito de homicidio intencional por motivos fútiles innobles.

El 21 de junio de 2011 Álvarez se presentó ante el Tribunal Segundo de Control de Puerto Ordaz, que admitió la prueba promovida por el MP y acordó privarlo de su libertad remitiéndolo a la cárcel de «Vista Hermosa».

Luego el MP solicitó a la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia la erradicación de este caso a la ciudad de Caracas. Álvarez fue trasladado al internado judicial conocido como «El Rodeo II», con sede en Miranda.

Fue en Caracas donde se realizó la audiencia preliminar y el Tribunal acordó mantener privado de libertad a Rodney Álvarez.

Despúes el caso fue enviado al Tribunal 12 de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, que ha abierto el debate oral y público en 10 oportunidades, en todas se ha interrumpido por razones imputables tanto por el MP como por el Poder Judicial, «entonces Rodney Álvarez ha sido despojado ilegal e ilegítimamente de su libertad por instancia de nueve años y nueve meses sin que se haya realizado el juicio», manifestó Luis Aguilera.

Resaltó que en todas las aperturas del juicio los testigos presenciales, promovidos por el MP en su escrito acusatorio, han declarado haber visto disparar a Héctor Maicán «certificando que habría sido él quien hirió a dos personas y ocasionándole la muerte a Renny Rojas», dijo Aguilera.

«Los expertos han declarado que no existe responsabilidad alguna de la imputación de Rodney Álvarez, sin embargo, el Ministerio Público ha hecho caso omiso para mantener privado de libertad a Rodney Álvarez», refirió el abogado.

Apuñalado y con un cuadro de desnutrición

Durante el tiempo de detención en «El Rodeo II», Rodney Álvarez ha sido víctima de dos atentados: el primero ocurrió en 2017 cuando fue apuñalado en el abdomen.

Posteriormente en 2018 recibió otra puñalada, esta vez en su brazo derecho, la cual ha dificultado su movilidad.

Aguilera indicó que Álvarez padece de sinusitis y que adicionalmente presenta un cuadro de desnutrición.

«Él se alimenta de lo que pueden enviar sus familiares y amigos, pero realmente la alimentación en ese internado judicial es precaria, lo que ha contribuido a que cada día empeore más el estado de salud de Rodney Álvarez», indicó Luis Aguilera.