Moreno: no se avanza mientras no se empodere a las mujeres

42

Rosa Moreno, abogada y presidenta de FundaMujer en Guasdualito, manifestó que la violencia a la mujer debe erradicarse a través del amor y el empoderamiento, ya que si una mujer no se ama a sí misma no se romperá el ciclo de la violencia, porque siempre conseguirá un porqué. 

Moreno, en entrevista con el programa Claro y Raspa’o de Radio Fe y Alegría Noticias, hizo énfasis en que de la ley a la práctica, en la eliminación de la violencia contra la mujer, hay un gran trecho, porque mucho se escribe y se habla, pero en el accionar se ejecuta muy poco.

“Seguimos en las mismas trincheras del patriarcado, las ONG hablan, pero no se avanza mientras no empoderemos a las mujeres y las llevemos a amarse. Si yo no me amo como mujer, ¿cómo puedo llevar la palabra y empoderar a otras?”, se preguntó.

Resaltó que la violencia no solo son los golpes y calificó a Guasdualito como un pueblo machista, donde no hay respeto hacia las féminas, además de las personas mayores, niños y niñas que están siendo abusados dentro del entorno familiar. 

De igual forma, espera que se vuelvan a realizar talleres y charlas en espacios públicos, así como en las escuelas. “No importa que asistan dos o tres: donde hay dos o tres personas que están oyendo es muchísimo, pero tenemos que abrir esos espacios para conocer que se tienen, tanto derechos como deberes”, comentó.

La atención debe ser inmediata

La presidenta de FundaMujer condenó el hecho de que muchas veces las denuncias quedan “encasilladas”, ponen a las víctimas a “danzar de un lado para otro” y que varias ONG no hacen el acompañamiento como debe ser. 

“Cuando se denuncia un problema es el momento, no hay un mañana, sino un ahora. Si tú te metiste en esto es porque a ti te gusta, pero hay algunos que lo que les interesa son las cifras y más nada. Un día fuimos a hacer una denuncia y la policía la negó porque el tipo era de poder”, contó.

Añadió que en estos casos no hay excepciones, la violencia proviene de cualquier individuo y abarca todos los estratos sociales y que en reiteradas ocasiones, después de buscar ayuda, los afectados vuelven a caer en la misma. Por lo tanto, hay que continuar trabajando y educando.