Sala Constitucional ya había prohibido la importación y venta de equipos de DirecTV

Referencial

En la sentencia número 0064 del 22 de mayo de 2020, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ya había decidido en el parágrafo sexto prohibir “la importación y comercialización de equipos tecnológicos y de cualquier índole relacionados con DIRECTV, sin  previa autorización de la Junta Administradora ad hoc de la empresa GALAXY ENTERTAINMENT DE VENEZUELA, S.C.A, (DIREC TV VENEZUELA)”

Vale recordar que luego del cese de las operaciones de la empresa de televisión por suscripción en Venezuela, el Ejecutivo nacional decidió nombrar una “junta administradora ad hoc de la empresa GALAXY ENTERTAINMENT DE VENEZUELA, S.C.A, (DirecTV Venezuela)”.

La misma está conformada por el General Jorge Eliéser Márquez Monsalve, como presidente; José Adelino Ornelas Ferreira, como vicepresidente; Miguel Ángel Ramones Galviz, Mardy Nilse Medina Galaviz y Alexander José Ramírez Rojas, como miembros.

Desde ese 22 de mayo esta junta ad hoc recibió la notificación de la Sala, entre otras instrucciones, que ordenaba oficiar al Superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) “a los fines que se proceda a retener dichos equipos tecnológicos y de cualquier índole e inicie los procedimientos administrativos sancionatorios que correspondan, a tal efecto debe informar a esta Sala”.

Luego de la salida de DirecTV de las parrillas de la televisión nacional, varios usuarios optaron por adquirir equipos con señal activa de la misma compañía desde Colombia que solían llegar por los lados de la frontera que Venezuela comparte con el país neogranadino.

Antes, a mediados del año 2019, ciudadanos de los estados fronterizos Apure, Táchira, Amazonas y Zulia ya venían adquiriendo estos equipos y cuyas rentas pagaban en pesos colombianos.

La sentencia 0064 de la SC del TSJ fue emitida el 22 de mayo. Este lunes 8 de junio varios medios de comunicación la han dado a conocer como una decisión reciente cuando en realidad ya tenía tres semanas de haberse tomado tal decisión.

DirecTV poseía el 46 por ciento del mercado nacional de la televisión por cable.