Se está cayendo un ambulatorio inconcluso en Delta Amacuro

32

Lo que inició como un proyecto para construir un ambulatorio tipo II en la localidad de Araguaimujo, parroquia Santos de Abelgas del municipio Antonio Díaz, se convirtió en una de las tantas obras inconclusas y abandonadas cuyo presupuesto se desvaneció por completo.

No se sabe con exactitud cuándo inicio la obra, pero desde el año 2013 se abandonó la construcción luego de una paralización ordenada por el encargado de la obra. Esto, después de que los trabajadores no recibieran el correspondiente pago por los trabajos.

Esta deuda con los trabajadores persiste hasta agosto de 2021 y todo indica que seguirá. Algunos de ellos aseguraron a Radio Fe y Alegría Noticias que nadie responde ante los reclamos que surgieron desde el mismo momento de la paralización de la obra.

Ocho años después, los obreros no pierden la esperanza que el gobierno reconozca las deudas y finalmente, cumpla con los correspondientes pagos.

Esta semana, Radio Fe y Alegría Noticias conoció que hasta esta fecha no existe un pronunciamiento oficial por parte del gobierno regional o algún organismo nacional sobre esta obra paralizada.

Con el paso del tiempo, la base de concreto empezó a colapsar por el efecto de la humedad y el sol en la selva de Delta Amacuro, según muestran las gráficas a las que tuvo acceso este medio de comunicación.

De acuerdo con algunos residentes de la zona que se trasladan de forma esporádica a Tucupita, la capital de Delta Amacuro, durante el periodo de aumento del nivel del agua del Orinoco y su afluentes (crecida del Orinoco), las bases inferiores quedan bajo las aguas, lo que debilita mucho más la inconclusa estructura.

Desde el principio, la bases inferiores fueron diseñadas para soportar este tipo de suelo y periodos del año, pero no se construyeron con la cantidad de cemento y armado de metal adecuado. “Las bases que quedaron abajo son muy pequeñas, eso no sirve. No aguanta el peso de la base de arriba”, explicó un residente de Araguaimujo que prefirió resguardar su identidad.

Ante la inestabilidad de las bases inferiores y el debilitamiento de la estructura de concreto que serviría como piso, los originarios aseguran que a estas alturas ahí ya no se puede construir nada porque es totalmente inestable.

Las bases inferiores también están obsoletas. Foto: cortesía