“Se ha producido una dolarización velada de nuestra economía”

archivo web

El profesor Ronald Balza es economista. Actualmente ejerce como decano de la facultad de ciencias económicas y sociales de la UCAB.

Sobre la posibilidad que hoy en día los venezolanos tengan cuentas bancarias en divisas, hace un llamado a mirarlo con cautela.

Señala que si bien algunos bancos han comenzado a ofrecer esta posibilidad, porque no solamente hacen custodia de los dólares en efectivo sino que además permiten hacer algunas transacciones entre cuentas del mismo banco, la realidad es que eso muestra limitaciones importantes.

Y la explicación es muy sencilla. “Alguien que tiene su dinero en un banco, no puede hacer una transacción a otro porque todavía no existe una cámara de compensación de divisas”, explicó.

Y además agregó que estas cuentas tampoco podrían interactuar con otras en el resto del mundo con la facilidad que deberían hacerlo “porque lamentablemente estamos aislados más allá de las sanciones económicas”.

Este aislamiento lo refleja, dice Balza, el hecho de que Venezuela ha pasado 17 años con un control cambiario y esos vínculos financieros que se rompieron no han podido restablecerse.

“Las operaciones no están interconectadas con el sistema bancario nacional e internacional como lo estuvieron hace 18 años”, refrenda para completar la idea anterior.

Por tanto, y he aquí su veredicto, la noticia de la apertura de cuentas en divisas “nos muestra que ese aislamiento nos ha generado mucho daño”.

“Más que un anuncio, es admitir que se ha dado una dolarización completa o velada de nuestra economía”, destacó.

Lo que pasa es que lo que podíamos hacer en el año 2002 todavía no lo podemos hacer en el 2020 porque aún las operaciones no están interconectadas con el sistema bancario nacional e internacional como lo estuvieron hace 18 años.

¿Esto quiere decir que el control de cambio fue eliminado?

El catedrático es tajante en su respuesta. “No”, pero describe que en principio el tema del control de cambio ha pasado por varias etapas.

Primero hubo la eliminación de una ley que establecía el régimen cambiario y sus ilícitos.

Varios meses después apareció un convenio cambiario donde se establecía sobre qué rangos en el mercado de las divisas podía moverse el sistema bancario. Pero se mantenían las sanciones sobre cualquier operación que se hubiera hecho antes.

“La ley podía aplicarse retroactivamente y de modo discrecional”, añade Balza. Y esas amenazas todavía existen.

Pero es tajante cuando afirma que “cuando uno piensa que se pueden hacer transacciones sin ningún tipo de penalización y que supuestamente no esté activo un control de cambio, no significa que con la eliminación de la ley y de las sanciones implica la aparición de un nuevo sistema cambiario completo y funcional”.

¿Y de dónde vienen los dólares circulantes? ¿Quién los tiene?

En la actualidad ha habido un boom en la economía venezolana con “la dolarización informal”. Pero lamentablemente de las transacciones que se hacen en la banca no se conocen los montos.

“Lo que se hace en la banca es validar los precios de las transacciones que se hacen por grupos de what sapp”, refutó el profesor.

Por ejemplo, muchas de las transacciones paralelas se siguen llevando a cabo por los precios validados por el Banco Central pero un sistema cambiario y funcional, que es lo que desearíamos luego de eliminar el control de cambio, todavía no existe en Venezuela.

Esto simplemente hace presumir que el Estado está admitiendo que la gente comience a introducir en la economía venezolana a través de los bancos dinero cuya certeza de dónde proviene no se conoce.

Al respecto, el economista señaló que el tema de las transacciones en efectivo es de un alto interés porque es muy fácil lavar el dinero en efectivo.

“Una vez que haya un primer ingreso de dólares estos van cambiando de mano y su trayectoria se pierde. Por eso muchos toman fotografía a los dólares para tener los seriales marcados para tratar de llevar un seguimiento de la historia de un billete y de cómo le llegó a sus manos. Eso permite detectar si los billetes son falsos o no”, sostiene.

Pero las transacciones en efectivo tienden a ser más difíciles de seguir que las que se hacen con cuentas bancarias.

Como no hay tanta transparencia como se quisiera la circulación de dólares en la economía, puede tener un origen muy diverso. Y precisamente por eso hay quienes piensan que pueden provenir desde el narcotráfico o terrorismo cuando no necesariamente esos sean los casos.

Enumera los modos lícitos en los que pueden llegar los “verdes”.

“Los ahorros que están circulando pueden venir de ahorro, de exportaciones hechas a una escala muy pequeña con dólares en circulación. También pueden venir de viajes o porque los trajeron del exterior”.

Al cierre, en conversación con Radio Fe y Alegría Noticias, exhortó a no dejarse “cautivar” por una supuesta reactivación económica con la aparición de los denominados “bodegones”.

Advirtió Balza que este tema, junto al aumento de la ocupación hotelera en estas fiestas de carnaval, lo que reflejó es que la economía venezolana estuvo reprimida, contenida por un tiempo que generó desocupación hotelera, problemas en los comercios de las zonas turísticas “pero que ahora se ve cierta recuperación porque había quienes tenían esos dólares que comenzaron a usar”.

Pero sentencia que esa “burbuja” no significa que la economía venezolana tienda a mejorar.