Siguen sin reubicar a 30 comerciantes informales del oeste de Maracaibo

A partir de la intervención que ejecutó la Alcaldía de Maracaibo en el sector Curva de Molina, al oeste de la ciudad, el proceso de reubicación de los comerciantes que ocupaban las aceras no ha sido atendido oportunamente.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Independientes de la Curva de Molina (Asocurva), Rigoberto Marín, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que oficialmente hay inscritos 400 trabajadores informales en las asociaciones de comerciales de la Curva de Molina, de los cuales 30 no han sido reubicados por el ente municipal.

“Hay 30 de Asocurva que no le quieren dar puesto porque dicen que no trabajan, y se lo dan a otros paracaidistas. Estamos hablando de  gente que siempre estuvo censada en mercados públicos municipales”, detalló.

Willy Casanova, alcalde de Maracaibo, declaró a Radio Fe y Alegría que mientras se ejecutan las obras de demolición y restauración en la Curva de Molina los comerciantes han sido reubicados temporalmente en una cancha.

Pero esta decisión ha generado el descontento de quienes allí se ven obligados a estar para continuar sus ventas, pues sus ingresos han disminuido considerablemente.

“Estamos trabajado en la cancha que el alcalde dio gratamente, pero estamos como esclavos porque en ese sitio tenemos que abrir nosotros, no podemos salir a comprar mercancía porque si nos vamos y ven a otra persona, piensan que está alquilado”.

Rigoberto Marin, comerciante informal desde hace 27 años, hizo un llamado al alcalde para que los 30 comerciantes sean reubicados.

Comerciantes de la Curva de Molina aseguran que para la reubicación de comerciantes informales han registrado a más “recién llegados” que a los verdaderos comerciantes de la zona.