Sociedad civil exige justicia a 9 meses de la muerte del concejal Albán

50
Foto: archivo

Se cumplen nueve meses del extraño incidente en que el concejal Fernando Albán presuntamente se lanzó de un décimo piso, un hecho que el gobierno venezolano ha presentado como un suicidio.

La tesis del suicidio fue anunciada por el fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, al informar que el edil pidió permiso para ir al baño en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en Plaza Venezuela, donde estaba detenido, y repentinamente se lanzó por una ventana.

Su muerte ocurrió el 8 de octubre de 2018, tres días después de su detención en el aeropuerto internacional Simón Bolívar cuando arribaba al país luego de varias reuniones en Estados Unidos.

La tesis del suicidio fue refutada por familiares y diputados por su formación católica que lo alejaba de atentar contra su vida, por lo que “era imposible que haya tomado esa decisión”.

A nueves meses de su muerte, no existe una investigación que haya dado con los posibles responsables del hecho y la fiscalía cerró el caso al informar que se trató de un suicidio, mientras los parlamentarios y la sociedad civil han asumido su muerte como un asesinato.