Sur de Brasil se va quedando sin agua potable

Solamente en Porto Alegre, cinco de las seis instalaciones de tratamiento de agua de la ciudad no están funcionando.

22

Varias ciudades en el sur de Brasil viven una severa crisis de agua potable, las autoridades declararon una emergencia ante la falta de agua apta para el consumo debido al colapso de los sistemas hídricos por las fuertes lluvias e inundaciones producto de las lluvias de los últimos días.

Porto Alegre, la ciudad portuaria más influyente en la economía del sur de Brasil, también está en medio de una catástrofe ambiental. En la ciudad han colapsado servicios básicos como las emergencias en centros sanitarios, red de aguas servidas, servicio eléctrico, suministro de todo tipo de alimentos y los efectos de las lluvias siguen provocando inundaciones.

Porto Alegre ha quedado prácticamente aislada, con el aeropuerto y la estación de autobuses cerrados y las carreteras principales bloqueadas debido a las inundaciones.

Solamente en Porto Alegre, cinco de las seis instalaciones de tratamiento de agua de la ciudad no están funcionando. Por su parte, el alcalde de la ciudad, Sebastião Melo, ordenó el lunes 6 de mayo que el agua se utilice exclusivamente para “consumo esencial”.

Restricciones en los comercios

En este escenario, las autoridades también han restringido el acceso de agua a los comercios que ya se han declarado en emergencia.

Por su parte, los propietarios de los comercios empezaron a racionar el acceso al agua potable embotellada, y se permite un máximo de 10 litros de agua por persona.

Las autoridades meteorológicas han advertido que durante las próximas 72 horas persistirán las intensas lluvias en el sur de Brasil.