Toque de queda en Manaos tras colapso del hospital

Foto: Forbes México

El hospital 28 de agosto de Manaos, Brasil, se encuentra totalmente colapsado ante la falta de oxígeno para atender a las personas por la COVID-19.

“La atención sanitaria en Manaos ha colapsado, la cola para las camas de hospital crece bastante, hoy tenemos a 480 personas en cola de espera”, así lo confirmaba el Ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello.

Un ciudadano venezolano que vive cerca de ese centro de salud, contó a Radio Fe y Alegría Noticias que «si es verdad, aquí no hay camas para los enfermos, se acabó el oxígeno, frente al hospital hay cientos de personas pidiendo que se les atienda y desde ayer noche (viernes) aquí hay toque de queda».

Al menos dos personas murieron este jueves 14 de enero debido a la falta de oxígeno en los centros sanitarios, colapsados por el aumento de hospitalizaciones por laCOVID-19.

Las escenas de desesperación de familiares, médicos y enfermeras se multiplicaron. La situación es crítica, admiten las autoridades del Estado y del Gobierno de Jair Bolsonaro. En los primeros 14 días de enero murieron más personas a causa del Coronavirus que entre abril y diciembre.

De momento, la Fuerza Aérea ha comenzado a trasladar pacientes que están estables a otros estados y existe una carrera desesperada para conseguir botellas de oxígeno en Manaos, con pacientes pagándolo de su propio bolsillo o importándolo, incluso por vía fluvial, desde otras ciudades.

Venezuela envía oxígeno

Fue el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, el que informó que su gobierno se puso a disposición del gobierno de Amazonas, Brasil, para el envío de un importante cargamento de oxígeno.

Sin embargo, no se tiene la precisión de cuánto pudiera ser esa ayuda tomando en cuenta el colapso del hospital de Manaos.