Tres meses con las cloacas desbordadas tienen habitantes de una calle en Guárico

Las aguas servidas corren libremente por las callas de la comunidad del Guafal. Foto: Xiomara López

Vecinos de la calle 7 del sector El Guafal, en San Juan de los Morros, estado Guárico, van para tres meses con las cloacas desbordadas perjudicando su salud.

Dardy Marón comentó que su familia y sus vecinos tienen que permanecer encerrados en sus viviendas porque el olor de las cloacas es muy fuerte.

“La situación que estamos enfrentando de verdad es bastante lamentable y fuerte porque debemos permanecer encerrados en nuestros hogares, cerrar puertas, ventanas y a la hora de consumir los alimentos te podrás imaginar”.

“En un comienzo era la mitad de la manzana, pero ya esta mañana estuve conversando con vecinos de manzanas siguientes que son las manzana 8 y la 10 y me dicen que a ellos también les está perjudicando porque el agua se ha trasladado a la calle del río”.

Marón también denunció la falta de agua potable. Ya van para dieseis días sin el servicio.

“El servicio de agua potable de verdad es bastante deficiente, prácticamente tenemos dieseis días la parte baja sin agua, en la parte de arriba tiene casi dos meses sin que llegue el vital líquido con normalidad”.

Por su parte, Gregorio Rodríguez otro de los afectados, señaló que ya han denunciado varias veces esta problemática a las autoridades de Hidropáez, ya que temen que algunos de sus familiares se puedan enfermar con el olor que sale de las cloacas que corren libremente por la calle.

“Estamos afectados por un bote de agua negras que tenemos por la calle, la hemos denunciado varias veces”.

“Tememos por una enfermedad para los niños, para nosotros como adultos también y realmente necesitamos que se nos quiten esos olores que no son nada agradables para la salud de nosotros los seres humanos”.

Rodríguez indicó que otra de las problemáticas que lo está perjudicando es la falta de agua ya que tiene que pagar hasta 250 mil bolívares para que le llenen un tanque de tres mil litros.

Vecinos tienen que permanecer encerrados por el olor putrefacto que sale de las cloacas. Foto: Xiomara López

Vecinos de El Guafal aseguran haber recogido 600 mil bolívares entre los afectados para cancelar al personal de Hidropáez para que solventara la situación y hasta la fecha los trabajadores no han resuelto nada y las cloacas siguen desbordadas y dirigiéndose a un manantial donde las personas recogen agua para los quehaceres de la casa.