Trujillanos emocionados por otro año más de José Gregorio Hernández

Foto: Marbelis Villarreal

El doctor de los pobres nació en Isnotú, Trujillo, el 26 de octubre de 1864. En este cumpleaños número 156 es la causa de orgullo de los nativos de este estado enclavado en los andes venezolanos.

Este aniversario de su natalicio coincide con la ceremonia de exhumación de sus restos dentro del camino de su beatificación, ya declarada por el Papa Francisco para el 2021.

En Trujillo la emoción embarga a sus devotos. Por eso cuentan, a través de Radio Fe y Alegría Noticias, sus historias de sanación, cuyos milagros también se los atribuyen a quien ya consideran un santo del pueblo.

Una de estas personas es la señora Elvira Buitrago. Dice que se siente muy satisfecha porque “como siempre han dicho el estado Trujillo es tierra de santos y sabios”. La nacida en Boconó también manifestó su alegría “como católica”.

Elvira vivió una dura experiencia que puso su fe a prueba. Relata que cuando tenía 6 años padecía de un problema visual. “Mi mamá dice que le pidió al doctor José Gregorio Hernández y cuando fueron a operarme no me operaron porque yo amanecí mejor”.

Afirma que es una gracia divina que “estando en esta situación de pandemia Dios nos haya bendecido dándonos un santo venezolano”.

Otra de las “salvadas” por el médico es la señora Gregoria Manzanilla de Quintero. Expresa que se siente “muy orgullosa porque el doctor José Gregorio Hernández ha hecho muchos milagros…yo fui uno de esos…estuve hospitalizada dos veces en la uci para una operación…casi me moría por la hemorragia pero le pedí mucho a él y me concedió la bendición”.

Manzanilla le dice a los venezolanos que luchemos “y que sigamos pidiéndole por esta pandemia que está acabando con tanta gente”.

Por su parte, Magaly Méndez manifiesta sentirse “muy orgullosa, como trujillana, de que el doctor José Gregorio Hernández sea el primer venezolano en ser beatificado”.

Este lunes 16 de octubre en la población de Isnotú hubo procesión, cánticos y vivas por la vida, ahora en el cielo, del médico de los pobres, rumbo a ser beato.

En Isnotú este lunes 26 de octubre/Foto: Marbelis Villarreal