Trump aceptó iniciar la transición hacia Biden

Foto: AFP

Este lunes, a través de un tuit y no formalmente, el presidente saliente de Estados Unidos Donald Trump giró instrucciones a su equipo de administración de servicios  “hagan lo que tengan que hacer respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo”.

Esta señal de Trump es el indicativo que pese a que aún mantiene las denuncias de un presunto fraude en las elecciones del 3 de noviembre, ya empieza a pensar que debe entregarle a Joe Biden el próximo 20 de enero. Y para eso se requieren los protocolos necesarios que agilicen la transición indicada.

Este lunes la encargada del GSA (Administración General de Servicios) Emily Murphy, le envió una carta al candidato demócrata en la que reconocía y certificaba su triunfo, cuestión indispensable para que Biden pueda tener acceso a recursos clave para llevar a cabo la transición para gobernar.

“Me tomo este papel en serio y, debido a los acontecimientos recientes que han implicado retos legales y certificaciones de los resultados de las elecciones, le transmito esta carta hoy para hacer que esos recursos y servicios estén disponibles para usted”, escribió Murphy.

Por su parte, Donald Trump también reconoció que tomaba esta decisión de ceder el paso porque Murphy “ha sido acosada, amenazada y objeto de abusos -y no quiero ver que esto le pasa a ella, su familia o a empleados de GSA. Nuestro caso continúa FUERTEMENTE, seguiremos la buena lucha y creo que prevaleceremos”.

Semanas atrás Biden insistía en que se acelerara la transferencia alegando que la emergencia del COVID-19 urgía a tomar decisiones trascendentales que requerían cuantiosos recursos financieros.

Con información de agencias internacionales