Ucrania gana terreno y recupera más de 3.000 kilómetros en los últimos 6 días

156
A still image from video, released by the Russian Defence Ministry, shows what it said to be a Russian military convoy heading towards the frontline in Ukraine's Kharkiv region, at an unidentified location in the course of Russia-Ukraine conflict, in this still image taken from a handout video released September 9, 2022. Russian Defence Ministry/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT. NO RESALES. NO ARCHIVES.

A 200 días después del inicio de la invasión rusa en Ucrania, la situación ha dado un giro inesperado tras la contraofensiva iniciada por Kiev el pasado 6 de septiembre.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, las fuerzas ucranianas han recuperado más de 3.000 kilómetros cuadrados de territorio en los últimos 6 días, más territorio que el que las fuerzas rusas han invadido en todas las operaciones desde el mes de abril.

Desde el Ministerio de Defensa ruso destacan que la situación está “bajo control” y reconocen el repliegue de sus tropas en estos últimos días, aunque aseguran que se debe a razones tácticas.

Nuevas estrategias

Según la agencia EFE, el ejército ucraniano y el Instituto para el Estudio de la Guerra: Moscú habría decidido retirar sus fuerzas de varias localidades de la región de Járkov para reagruparlas y reforzar sus posiciones en el Donbás.

La estrategia de Ucrania en la zona de Járkov, la segunda ciudad más poblada del país, se basa en la confusión a sus enemigos, pues, en un principio, el Ejército ucraniano había anunciado una contraofensiva en el sur, en la región de Jersón, lo que hizo que los militares rusos abandonasen sus posiciones para centrarse allí. Ahora, las tropas ucranianas bordean ya la ciudad de Lugansk.

Ucrania ve esto como un éxito, aunque asegura que no significa el final de la Guerra, iniciada el pasado 24 de febrero. Ahora, sin embargo, los expertos no descartan ninguna opción y ponen sobre la mesa diferentes escenarios, incluida la dimisión del propio Vladimir Putin.

El Kremlin, por su parte, aseguró que los objetivos de la campaña militar “que fueron inicialmente fijados” serán conseguidos pese a la contraofensiva ucraniana que ha provocado un retroceso de las tropas rusas y que no ha sentado nada bien en el partido de la guerra.

Desocupación rápida

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, aseguró  esta semana que este invierno será “un punto de inflexión y puede llevar a una rápida desocupación de Ucrania”.

Zelenski, poniendo sobre la mesa la contraofensiva, aseguró que “los rusos están huyendo en algunas direcciones”, algo positivo para el fin de la guerra.

No obstante, ha asegurado que su ejército “necesita un suministro sistemático de los tipos de armas necesarios. Si fuéramos un poco más fuertes con las armas, podríamos desocupar más rápido”.

Artillería rusa golpea líneas ucranianas

Rusia aseguró este miércoles 13 de septiembre  que sus fuerzas de misiles y de artillería lanzan ataques “masivos” contra las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania en todas las direcciones operativas, incluido en el este y el sur.

Como resultado de los ataques, las pérdidas diarias de militares ucranianos y mercenarios superaron las 800 personas entre muertos y heridos, destaca EFE.

Rusia informa de estos ataques después de que Ucrania recuperara unos 6.000 kilómetros cuadrados en territorio ocupado y las tropas rusas se retiraran de prácticamente toda la región de Járkov, en el este del país.