Un barrio de resistencia cultural rebasado por el hampa

Cota 905
Foto: Archivo.

Este 14 de julio se realizó una nueva emisión de #ConversacionesFueraDelAire, donde fue entrevistado Edwin Rodríguez, periodista de Radio Fe y Alegría y habitante de la Cota 905, quien habló sobre la situación actual que vive este barrio popular de Caracas, por los recientes enfrentamientos entre bandas delictivas y agentes de seguridad del Estado, además de operativos policiales que han estado marcados por diversas denuncias de los habitantes.

“Este es un barrio que tiene trayectoria de resistencia cultural, con centros culturales, grupos de danzas, grupos de salsa, pero que fue rebasado por el hampa», lamentó Rodríguez. «¿Por qué la Cota? Porque es montañosa, de difícil acceso; hace dos o tres años dejó de entrar cualquier tipo de cuerpo policial».

Según Rodríguez, este sector popular caraqueño necesita “una rehabilitación no solo física y de estructura, sino moral y psicológica”.

“Estamos sufriendo como las secuelas de la guerra. ¿Quién repara eso? ¿Quién le dice a un niño o a un adulto mayor que esto no va a volver a pasar?», se preguntó. «A pesar de todo, no vamos a perder la esperanza de ser el barrio que siempre soñamos, que siempre quisimos», agregó.

Un sector protestante

Sobre los operativos que han desplegados los cuerpos de seguridad en la Cota 905, luego de los intensos enfrentamientos que se llevaron a cabo la semana pasada, Rodríguez dijo que se han realizado sin fiscales públicos ni testigos.

«Al principio llegaron de manera selectiva a algunas casas indicadas, donde estarían delincuentes, pero después comenzaron a meterse algunas casas, romper cosas, desaparecer algunas cosas», relató. «Algunos inocentes, que no estaban vinculados al hampa, fallecieron. No hay cifras oficiales, no se sabe cuántas personas fueron».

Advirtió que los operativos siguen activos “a lo largo y ancho de la Cota” y que “muchos aplauden esta situación, pero muchos siguen activados, porque la Cota tiene historia de ser un sector protestante”.