Una Barquisimeto sin servicios públicos celebra sus 467 años

Foto: Referencia

“Barquisimeto la del cuatro y el corrió, la del puro sentimiento…”

La ciudad musical, la ciudad crepuscular, la del cuatro y la maraca, cumple este 14 de septiembre 467 años de fundación. Sus ciudadanos se llenan de júbilo y, a pesar de las circunstancias, sienten gozo y satisfacción al decir que son de Barquisimeto.

La capital de Lara es la cuarta urbe más poblada, seguida de Caracas, Maracaibo y Valencia; se le considera el principal centro urbano, cultural, económico, educativo e industrial de la región Centro Occidental, con una población de más de 1 millón de habitantes.

Hoy los barquisimetanos sienten que la ciudad no es ni la sombra de lo que era hace 5 años, cuando era catalogada como la “Ciudad Verde” por lo limpias que eran sus calles.

Servicios públicos: el regalo que desean los barquisimetanos

En la celebración de sus 467 años, son muchos los regalos que solicitan sus habitantes para verla tan hermosa como antes. La lista inicia con súplicas para la atención de los servicios públicos, pero especialmente el agua potable.

Según el último boletín informativo del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, para diciembre del 2018 el 60% de los ciudadanos valoraba negativamente los servicios, pero para junio del 2019, esta percepción aumentó a un 67%.

Solo el 23% de los ciudadanos valoraban de forma positiva la distribución del gas doméstico, en una ciudad donde hay comunidades que viven hasta 6 meses sin contar con la venta de este rubro.

Por su parte, el servicio de aseo urbano aumentó de un porcentaje negativo del 41% al 50% en menos de seis meses.

Celebrando en la oscuridad

Barquisimeto aún viven las secuelas de lo que fue el gran apagón nacional del pasado 7 de marzo: seis meses después, comunidades de la ciudad padecen de hasta dos cortes eléctricos al día de aproximadamente 5 horas cada uno.

Esto inició hace tres semanas cuando la gobernadora Carmen Meléndez informó que los serían más largos para suministrar más electricidad al Zulia.

Entre 10 o 14 horas de luz diarias aprovechan los guaros, generándoles largas noches sin descanso y problemas en sus actividades diarias.

Para muchos, el verdadero regalo que podría recibir Barquisimeto es la recuperación de sus servicios públicos, para que que se eleve la calidad de vida.

La nostalgia invade a los barquisimetanos a la hora de recordar la ciudad modelo que antes era.

“Barquisimeto es su gente” reflexiona la señora Alida Ochoa. “Si desfallecemos, desfallece ella”, prosigue. Ella invita a continuar con ánimos y celebrar en grande los 467 años de la que considera es la ciudad más linda de Venezuela.