Una Palabra Oportuna No. 1076

Oración de la mañana. Domingo 02 de mayo de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en la Pascua

Señor Jesús, Tú eres la vid que me sostiene, sin Ti no puedo dar fruto. Poda todo aquello que estorbe mi crecimiento. Que en la oración de esta mañana descubra lo que necesito purificar, mejorar y cambiar, para dar el fruto abundante que, con tu gracia, puedo dar. Estamos seguros que contigo la savia que nos recorre es fuerte y pura, no tememos a nada, pues estamos contigo, eres Tú quien potencia nuestra vida, la energía que brota de nuestras entrañas, el impulso que reaviva nuestra historia.

Si estamos agarrados a ti, las dudas desaparecen. Tú eres la vid, yo soy sarmiento, a veces me desaliento y reseco. Tú estás ahí siempre, muy dentro, renovando mi ilusión, enviando a la misión, haciendo junto a mí esta tarea de construir el mundo a tu manera. Soy un sarmiento, si estoy agarrado a ti, desde dentro, no me perdería, ni buscaría cosas para llenar mi ansiedad, dejaría que tu savia circulara por mi vida.

Tú Señor, que eres la vid, eres el fuerte, sujétame fuerte a tu tronco, hazme dar fruto dulce y jugoso, mantenme atento y dispuesto, no dejes secar mis ramas débiles, ni permitas que se endurezca mi corazón, Tú que conoces mis plagas y mis miedos. Contigo todo lo puedo.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.