Una Palabra Oportuna No. 1082

Oración de la mañana. Miércoles 05 de mayo de 2021.

Por Mireya Escalante.

Jesús, savia viva (Juan 15 1-8 )

Sin duda, todos deseamos que nuestra vida dé frutos, nadie apuesta por ser una rama seca. La palabra de hoy: “El que permanece en mí y yo en él, ese da mucho fruto”, nos dice cómo tiene que recorrer dentro de nosotros esa savia viva que es la única que puede hacer que fructifiquemos.

Y les dijo a sus discípulos, ustedes ya dan fruto por la palabra que se les ha anunciado. Esa es la clave para ser una rama viva.  Hoy se nos sigue anunciando la palabra. Nos toca buscarla, leerla, orarla para ir llenándonos de su savia.

Los frutos, como nos lo ha enseñado van surgiendo lentamente, a su tiempo, mientras pongamos los medios para estar en Él: la oración y la eucaristía.

Pero me atrevo a agregar algo esperanzador a la parábola, en palabras de un señor en una plaza: si la rama cortada la vuelven a enterrar puede echar nuevas raíces.

Dios le revela a los sencillos lo que nos cuesta ver. Lejos de Él no damos frutos, pero siempre como lo comentó el señor, nos puede dar una nueva oportunidad o nos resiembra.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.