Una Palabra Oportuna No. 1119

Oración de la mañana. Domingo 23 de mayo de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en la solemnidad de Pentecostés

Señor Jesús, la misión cristiana no es una orden sino un fuego interior. Quema mucho para purificarnos. Arde fuerte, para darnos vida. Nos pone en movimiento para crear más vida…Quien se deja conducir por el Espíritu descubre que la fuente de la misión es el amor del Padre. Entonces comienza a sentir “pasión misionera” y “amor” ante quienes sufren el dolor, la injusticia, la ignorancia, el hambre, el sinsentido. ..

Persona resucitada es la que se deja conducir por el Espíritu de Dios hacia la aventura, la sorpresa, la novedad, la vida. Persona resucitada es la que pone vida donde no hay, o  la defiende donde está amenazada”. Envía tu Espíritu y será un jardín florido. Hoy te suplicamos con fe, nos regales un nuevo Pentecostés. Ven, Espíritu divino, Consolador en el llanto y Padre de los mendigos. Ven, viento liberador, aire de vida, respiro. Limpia nuestro corazón, purifica sus latidos.

Ven, horno de amor, gran fuego y copa de ardiente vino. Calienta nuestras entrañas, rompe nuestro hielo frío. Ven, ramo de paz, perfume que embriaga nuestros sentidos, Música de Dios, arrullo de luces y de sonidos. Ven, Abogado, Maestro, Hermano, Huésped, Amigo. Pon aceite en nuestras lámparas y seremos tus testigos.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

¡Feliz fiesta con el Espíritu!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.