Una Palabra Oportuna No. 1335

Oración de la mañana. Lunes 6 de septiembre de 2021.

Por Herlinda Gamboa y voz de Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en tiempos de conversión

«Mirando a todos, le dijo: Extiende tu mano. Él lo hizo, y quedó restablecida su mano». Señor Jesús, amanecer de luz y brisa fresca que nos animan a comenzar la semana y la jornada. La noche oscura nos sigue brindando la oportunidad de agudizar la mirada y escuchar el grito del silencio. El amor no se impone, actúa en libertad sanando, liberando. Libertad y amor conjugados a tu manera, son la clave de hoy. Nos la ofrece tu Evangelio como lección y acción de vida. Te suplicamos vuelvas tu mirada y repitas tu gesto de amor sanador con cada uno de nuestros enfermos, de todos los que sufren. Tú los conoces, sabes sus nombres, su historia, te los presentamos… Sabes de su dolor.

Fortalécelos, alivia su sufrimiento, acompaña su proceso de sanación. Repite el milagro que les devuelva la salud plena. Realiza en ellos tu voluntad de bien y de vida. Anima nuestra fe y esperanza, seguimos confiados en tu palabra que sana y libera sin importar el día o la hora. Lo importante y esencial es hacer siempre el bien.

Esta mañana compartiendo el café, nos acercamos para descubrir que la posibilidad de levantarnos y caminar la tenemos en ti y en nuestra decisión de cambiar, de dejar las parálisis, de hacerlo en sábado, y al hacerlo sentir la libertad de andar en verdad más allá de la ley. Nos quedamos un rato más para reconocer y agradecer la oportunidad de caminar… Para seguir escuchando tu voz que nos anima y consuela.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.