Una Palabra Oportuna No. 1357

Oración de la mañana. Viernes 17 de septiembre de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en camino de conversión

Señor Jesús, en este amanecer nuestro café tiene el aroma y el sabor del Evangelio con rostro de mujer. Te agradezco que hayas incorporado a la mujer a tu misión, a la construcción de tu Reino de justicia y paz. Rompes todos los esquemas sociales y culturales a la hora de optar por un auténtico feminismo, incluso incorporando a las mujeres a tu propia  misión evangelizadora. Y fue una mujer, María Magdalena, la que dio a los discípulos la noticia de tu Resurrección.

Fueron unos ojos de mujer los primeros que vieron tu rostro resucitado; unos oídos de mujer los que escucharon el primer nombre pronunciado por ti: ¡María! Y unos labios de mujer los primeros que besaron los pies del nuevo Adán. “La consideras de una manera que da una luz potente que ilumina un camino que lleva lejos, del cual hemos recorrido solamente un tramo. Aún no hemos entendido en profundidad cuáles son las cosas que nos puede dar el genio femenino de la mujer en la sociedad. Tal vez haya que ver las cosas con otros ojos para que se complemente el pensamiento de los hombres.

Es un camino que es necesario recorrer con más creatividad y más audacia”. En nuestro café queremos agradecer tu valentía al incorporar a las mujeres a la misión de llevar a todas partes tu Buena Nueva de salvación y liberación. Y, de un modo especial, te agradezco que hayas querido venir a este mundo a través de una mujer llamada María. Ella es “el sacramento de la ternura maternal de Dios”. Haz que sepamos empaparnos de esta ternura infinita.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.