Una Palabra Oportuna No. 1358

Tips para discernir la realidad. Viernes 17 de septiembre de 2021.

Por Antonio Pérez Esclarín.

Formar ciudadanos

Una de las funciones esenciales de la educación, sea virtual o presencial, es la formación de ciudadanos, capaces de convivir con otros y de asumir sus responsabilidades políticas, es decir, con el bien común.

Esto significa aprender a respetar a los que son diferentes, aprender a razonar, argumentar y defender las propias ideas, pero también a escuchar sin ira ni malas sospechas, las ideas distintas a las propias, considerar la diversidad como riqueza y también desarrollar una profunda sensibilidad social.

Al verdadero ciudadano le duele la pobreza, la miseria, la injusticia, la intolerancia y todo tipo de violencia que atenta contra los derechos humanos esenciales y ese dolor se transforma en compromiso para trabajar sin descanso, por una sociedad donde todos podamos vivir con dignidad y en libertad.

Hoy,  en nuestro mundo tan excluyente e injusto, si somos dignos debemos indignarnos y convertir la indignación en fuerza y compromiso, para trabajar por resolver sin recurrir a la violencia los gravísimos problemas que impiden a las mayorías vivir con dignidad.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.