Una Palabra Oportuna No. 1409

Oración de la mañana. Viernes 12 de noviembre de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en camino de conversión

Señor Jesús, en este rato de oración necesito entrar en la dinámica del Evangelio: perder para ganar. Perder tiempo, esfuerzo, trabajo, energías, en servicio de los demás, de los que más me necesiten. Y esto para tener más  vida, más alegría y más esperanza. Es lo que haces y me invitas a realizar cada  día. Hoy nuevamente quiero seguirte. Tu mensaje expresado en una aparente contradicción nos permite conocer tu modo de hablar; nos hace escuchar tu voz en el interior… ¿qué significa “perder la vida por tu causa”?…

Me quedo en silencio orante y descubro en el testimonio  de los mártires dos maneras: confesando la fe o defendiendo la verdad. Ellos son el máximo ejemplo de entrega, de perder la vida por el Reino. Son una multitud de hombres y mujeres que sacrificaron la vida por permanecer fieles a tu Evangelio. En tantos lugares del mundo hoy muchos, siguen presentes. Esta es nuestra Iglesia. También están los mártires de la cotidianidad, es un “perder la vida” hacer posible tu Reino, realizando el propio deber con amor, según tu lógica, la lógica del don, del sacrificio. Padres, médicos, enfermeras, maestros, misioneros, jóvenes, campesinos, obreros, hombres y mujeres que ponen en práctica su fe ofreciendo todo por el bien de los demás.

Queremos aprovechar la vida amando y sirviendo con generosidad. Con la mirada siempre adelante para no quedarnos paralizados. Con los ojos puestos más allá, buscando siempre la tierra prometida, consciente de que lo que nos queda es infinitamente mejor que lo que hemos vivido. Estrenando  una mirada nueva en cada amanecer.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta.  Amén.  PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.