Una Palabra Oportuna No. 1438

Tips para discernir la realidad. Viernes 26 de noviembre de 2021.

Por Eduardo Fernández (Revista Sic). Narra Alexander medina.

¿Qué hacemos?

Hemos fallado en una tarea fundamental: no hemos sido capaces de construir una “alternativa democrática” seria, confiable e incluyente.

La concepción de una alternativa democrática, capaz de condensar en un mismo proyecto nacional las necesidades de la población venezolana frente a la emergencia humanitaria compleja, hoy parece más que preciso.

Se trata de promover una fuerza que coloque el interés nacional por encima de las agendas partidistas, de las ambiciones personales o de los deseos de protagonismo individual. No se trata de buscar un caudillo civil o militar que aparezca como salvador de la patria.

Es convocar la unión de los venezolanos alrededor de un proyecto compartido. El mensaje tiene que ser una propuesta seria, esperanzadora, ilusionante, pues lo que está en juego es un altísimo interés nacional.

El triunfo de la alternativa democrática supone mucho trabajo, cercanía con la gente, compartir sus sufrimientos y sus esperanzas y poner de manifiesto un inmenso amor por Venezuela y por los venezolanos.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.