Una Palabra Oportuna No. 1450

Oración de la noche. Jueves 02 de diciembre de 2021.

Por Hna. Elena Azofra.

Interioridad

Vamos a regalarnos un tiempito para aquietar el corazón y orar.

Respiramos profundamente y lentamente dos veces.

Tomamos conciencia de los sentimientos profundos que nos habitan, sin hablar con ellos.

Reflexionamos: Jesús habla a nuestra conciencia: El que me escucha y me hace caso es una persona prudente que se construye sobre roca firme. Las circunstancias difíciles y dolorosas de la vida no disminuyen su fe en Dios ni en sí mismo ni en la humanidad. Por otro lado, el que me escucha, pero no me hace caso, es una persona que se construye sobre arena. Ante las dificultades y dolores de la vida se rompe, disminuye su fe en Dios, a veces también en sí mismo y en la humanidad.

Consideramos en lo más profundo del corazón los valores que Jesús está realzando: la libertad de conciencia, la verdad de la propia vida, la toma de decisiones hacia el bien personal.

En silencio hacemos un scaner de nuestra situación interior y pedimos la prudencia y la valentía de hacer lo que Jesús nos dice.

¡Señor, sé tú mi Roca y mi salvación!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.