Una Palabra Oportuna No. 1453

Actitudes. Sábado 04 de diciembre de 2021

Por Luisa Pernalete.

La herencia del padre José Mary                                                                   

El padre Vélaz no nació en Venezuela, pero se hizo venezolano y nos dejó una gran herencia. En su cumpleaños menciono parte de ella.

 Empecemos por su capacidad para arriesgarse y atreverse. Nada de quedarse sentado esperando que otros hicieran las cosas o que vinieran del cielo, como el maná. ¡Atrevámonos!, decía él. En esta situación de país tan difícil, hay que atreverse a seguir inventando en favor de la educación popular. De su poema “el testamento” recuperemos esa pregunta: “hasta dónde podrán volar/ el ingenio, la ilusión y los anhelos?” Y habría que contestar: hasta el infinito. Soñar ayuda, empuja.

Recuperemos también que “la educación de los pobres no puede ser una pobre educación” Al revés, tiene que ser mejor para solventar las desigualdades. Por eso la necesidad de la calidad en la educación.

Y terminemos con el nombre de Fe y Alegría: necesitamos en nuestro movimiento de mucha fe, en nosotros y en los demás, y de mucha alegría. Nuestras escuelas tienen que sembrar fe y mucha alegría.

Se puede derrochar una herencia, se puede vivir de la herencia, o se puede multiplicarla. Velaz cuenta con nosotros para multiplicarla.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.