Una Palabra Oportuna No. 1507

palabra

Oración de la mañana. Viernes 31 de diciembre de 2021.

Por Mireya Escalante.

Propósito de Año nuevo (Juan 1,1-18)

Hoy, que es el último día del año, la palabra nos trae el prólogo del evangelio de Juan, que vale la pena leer y releer para entender la magnitud de su belleza.

En estos días del nacimiento de Jesús, hemos dicho muchas veces que ese Niño tierno recostado en el pesebre es Dios y eso es correcto, pero si hiciéramos el esfuerzo de expresarlo así: Dios es ese Niño tierno, estuviéramos aproximándonos a esa frase final del prólogo: “Nadie ha visto jamás a Dios, Jesús nos lo dio a conocer”

Justamente por eso de no haberlo visto, lamentablemente nos hacemos una imagen de un dios, con minúscula, que es severo…juez…con el que se negocia….

Así, al ver ese Niño indefenso, frágil, dependiente de José y María, podemos descubrir a un Dios lleno de ternura que depende de nuestras debilidades para que hagamos su voluntad: transformar este mundo en un lugar de amor y paz.

Hagamos un propósito para este nuevo año, el de empezar a descubrir al verdadero Dios, ese con mayúscula,  a través de lo que nos va enseñando Jesús por medio de su Palabra, cada día.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.