Una Palabra Oportuna No. 1543

palabra

Oración de la mañana. Martes 18 de enero de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en la Semana de oración por la unidad de los Cristianos

Señor Jesús, aquí  estamos en oración confiada pidiendo  la unidad de todos los que te seguimos. Te contemplamos en el ejercicio de la libertad de Espíritu que te caracteriza, sabes siempre poner en primer lugar las necesidades de las personas con las que te encuentras. Cuando hay hambre, se come, lo haces con las multitudes que te seguían, multiplicando los panes y los peces. Y permites que tus discípulos hicieran lo que no estaba permitido en sábado.

Hoy nos enfrentamos a los nuevos aires que el Espíritu va suscitando, es bueno dar gracias por los diversos dones y carismas que conviven a nuestro lado. “El sábado para el hombre y no el hombre para el sábado”, existen normas que nos ayudan a ser mejores y respetan la dignidad de cada ser humano. Esta mañana agradecemos el Magisterio de la Iglesia, que nos va orientando por el buen camino. «Tú no ves la apariencia; ves el corazón», tus criterios no son los nuestros.

No hay que ser el más alto o el más hermoso o el más fuerte para ser tu seguidor, importa tener la certeza que ves todo lo bueno que hay en cada uno y confiar. Atrevernos a seguirte. Seguimos  en la semana de la oración por la unidad de los cristianos. Vamos hacia los mil años de división con los ortodoxos. Con los luteranos, hemos “celebrado” ya los quinientos años. Recemos para que podamos dar un testimonio de comunión creíble al mundo.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta.  Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.