Una Palabra Oportuna No. 1548

palabra

Oración de la noche. Jueves 20 de enero de 2022.

Por Hna. Elena Azofra

Interioridad

¡Qué dicha tener un ratito para el encuentro con Dios!

Iniciamos respirando lenta y profundamente.

Nos hacemos conscientes de los sentimientos que guardamos en el corazón al finalizar este día.

Vamos a reflexionar acerca de la revelación insospechada del evangelio de hoy:

《Cuando la multitud veía a Jesús, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: «Tú eres el Hijo de Dios».》

También los espíritus inmundos ven que Jesús es el Hijo de Dios, y lo reverencian.

¡Qué desafío para nuestra fe!

¿Podemos aceptar que «lo peor» de nuestras sociedades, también saben intuir y percibir  la gracia de Dios?

Hacemos una pausa  de silencio reverente.

¿A qué nos invita esta revelación, además de a ser los primeros en reverenciar a Jesús?

Decimos: ¡Jesús, que siempre te reconozca y dé testimonio de que Tú eres el Hijo de Dios!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.