Una Palabra Oportuna No. 2019

95

Oración de la mañana. Domingo 11 de septiembre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza celebrando a la Virgen de Coromoto

Señor Jesús, es domingo, día de encuentro, de celebrar en familia la Eucaristía recordando con cariño a nuestra Madre la Virgen de Coromoto… En este marco de regreso, de vuelta al hogar, en nuestro café escuchamos tu palabra. Nos hacemos presentes en la escena, observamos la crítica de los fariseos y maestros de la ley por tu cercanía con los pecadores, el ofrecer el perdón sin medida.

La parábola que nos propones es justamente la del hijo descarriado que vuelve a casa, porque en la distancia, siente nostalgia de la vida junto a su padre: “Al fin se puso a pensar: Cuántos trabajadores en la casa de mi padre tienen comida de sobra, mientras yo aquí me muero de hambre… Regresaré a casa de mi padre, y le diré: Padre he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros”. Así se puso en camino de regreso, nosotros con él… En clima de oración y silencio hacemos este recorrido experimentando los sentimientos que nos invaden al reconocernos pecadores… Al llegar a casa escuchamos la música, el ambiente de fiesta… y lo más especial vemos a  lo lejos los brazos del Padre esperando para darnos  el abrazo de la misericordia… Volver a casa por la nostalgia de la vida junto al padre, es lo que motivó al hijo pródigo a regresar.

Muchas veces también nosotros nos renovamos interiormente porque sentimos el absurdo de una vida alejada de ti. El camino que elegimos para regresar es el de la humildad, a ejemplo de María  nuestra Madre, y el reconocimiento de todo lo que podemos recuperar en el amor. Debemos alegrarnos con todos los que hacen el camino de regreso a la casa de Dios, porque este también puede ser el nuestro.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta.  Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.