Una Palabra Oportuna No. 2175

24

Oración de la mañana. Lunes 28 de noviembre de 2022.

Por Lucy Peña. Narra Alexander Medina.

No soy digno, pero estoy aquí. Mt 8, 5-11

En el evangelio de hoy el centurión muestra su corazón afectado por la enfermedad de su muchacho, es un hombre cruel por su trabajo rudo, sin embargo, aquí muestra su compasión, pide ayuda, busca a Jesús, confía en su fuerza sanadora, traslada su aprendizaje del ejercicio de su autoridad como centurión a la situación con Jesús, él también puede ordenar y le obedecerán.

No se siente digno pero se acerca a Jesús y le pide ayuda. No permitirá que Jesús llegue a su casa, pero ha abierto su corazón para que Jesús le restablezca.

Hoy necesitamos sensibilizarnos ante las necesidades de los demás, pedir auxilio, actuar y buscar la manera de ayudarnos, unos a los otros.

También es importante valorar  lo que vamos aprendiendo, la vida nos va enseñando a través de las diversas situaciones, necesitamos aplicar todos esos aprendizaje a nuestra fe, leer con ojos creyentes lo que vivimos.

Pidamos a Jesús que nuestra conciencia de pecadores, de no ser dignos, no nos separe de Jesús, sino que por el contrario, más nos impulse a buscarle y acercarnos a su gracia y sanación, pues en él recibimos la fuerza para seguir avanzando, creyendo y amando.

Con tupresencia Señor, saldremos fortalecidos.