Una Palabra Oportuna No. 2176

21

Espiritualidad. Lunes 28 de noviembre de 2022.

Por Antonio Pérez Esclarín.

Adviento tiempo de esperanza

Estamos ya en Adviento, esperando la llegada de Jesús, la razón e impulso de nuestra alegría y esperanza. No son tiempos de claudicación, de pesimismo, de tristeza, ¡arriba los corazones! Son tiempos de creer, de esperar y de comprometerse. La esperanza es sostén y fuerza para seguir adelante sin que nos agobien los problemas y las dificultades. A pesar de la situación Jesús, el libertador, el poeta de la misericordia y el perdón, el amigo de los pobres y menesterosos, enemigo de toda dominación, engaño y opresión viene, sigue viniendo.

Viene sencillo y humilde, sin lujos ni boato, pobre entre los pobres, con el único poder de servicio. Viene con un mensaje de amor y de paz. Viene a robustecer nuestra fe y llenarnos de alegría. Viene a mostrarnos que la verdadera grandeza está en lo sencillo, en lo humilde, en lo pequeño. Viene a enseñarnos que toda palabra auténtica nace del silencio, y que solo es verdadera si es caricia, aliento, puente.

Esperarlo en Adviento y luego recibirlo en Navidad, es comprometerse a construir con Él una Venezuela en la que nadie pase hambre, muera por falta de medicinas o tenga que marcharse porque no encuentra aquí posibilidades de vida digna.

Con tupresencia Señor, saldremos fortalecidos.