Una Palabra Oportuna No. 2213

13

Oración de la mañana. Sábado 17 de diciembre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en tiempo de adviento

Señor Jesús, saboreamos un café de familia, con calor de hogar. Hacemos memoria agradecida de nuestros antepasados, de sus enseñanzas que han ido nutriendo la historia familiar. Encontrar, redescubrir las propias raíces y tomar la fuerza para seguir adelante, la savia para dar fruto, y florecer porque lo que el árbol tiene viene de lo sembrado, la semilla oculta y a veces olvidada.

Oramos haciendo consciente esa relación entre la raíz y el bien que podemos hacer, una misión callada, oculta, constante, que nadie valora y que es fundamental. Este Adviento nos descubre los brotes pequeños y esperanzadores de la semilla de la salvación sembrados en nuestra tierra. Entramos en una etapa muy especial de este tiempo. Nuestra alegría por recibirte se intensifica… Ven Emmanuel, “Dios con nosotros”… Pastor de la casa de Israel, Sol que naces de lo alto. Llave de David y Cetro de la casa de Israel… Renuevo del tronco de Jesé… Sabiduría hecha carne que brotaste de los labios del Altísimo.

Resplandor de la Luz Eterna, Sol de justicia, ilumina a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte. Eres “el deseado de las naciones”, perteneces a todos, lo muestra tu genealogía. Aquí encontramos personas de la raza elegida, paganos, hombres, mujeres, adúlteros, asesinos, reyes, esclavos, santos, gente corriente; de toda clase. Nadie está excluido, y esa es la buena noticia para compartir.

¡Ven Señor no tardes!

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.