Una Palabra Oportuna No. 286

Una Palabra Oportuna

Interioridad. Sábado 30 de mayo de 2020.

Por Alfredo Infante SJ.

En desolación no hacer cambios

San Ignacio de Loyola nos recomienda “Que en tiempos de desolación, no hacer mudanzas”.

Estar desolados es estar seco, como sin ánimo, viviendo un desierto espiritual.

Cuando estamos en desolación, las cosas se ven grises, opacas, sin luz, pareciera que todo se nos derrumba. En este tiempo de cuarentena, todos hemos experimentado un cambio en nuestros hábitos, y muchos se han sentido desconcertados y desolados; no es aconsejable cuando transitamos existencialmente un momento de confusión y desazón interior, tomar decisiones que cambien la dirección de nuestra vida.

Seguramente antes de la cuarentena tenías buenos propósitos que, por estar en distanciamiento social, parecieran ser imposible, San Ignacio te invita a no cambiar tales propósitos, a tener paciencia y  discernir  como en estas nuevas circunstancias se hacen posible, y esperar que pase la tempestad.

Recuerda que después de la tempestad viene la calma, la tormenta, la incertidumbre, la desolación no son buenos momentos para mudar o cambiar tus propósitos. Haz la prueba y verás que bueno es el señor. Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.