Una Palabra Oportuna No. 412

Oración de la mañana. Miércoles 01 de julio de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor y me dejo amar por Él.

Le pido: que todo lo que quiera, que todo lo que haga y todas mis actitudes sean de su agrado.

Dos endemoniados furiosos salen al encuentro de Jesús y le gritan ¿Qué quieres de nosotros Hijo de Dios? Si nos echas mándanos a la piara de cerdos. Jesús les dice: ¡Vayan! Y los cerdos cayendo por el acantilado al agua, se ahogaron.

Reflexiono:

Jesús no teme a lo que todos temen. Donde la gente ve endemoniados furiosos, Él ve personas, y liberándolos de sus máscaras los habilita como hijos y hermanos.

Me pregunto

¿Mis temores y mis ambiciones me impiden reconocer a Dios en la gente?

¿Renuncio a mis máscaras para que Jesús me habilite como hermano de quienes me  necesitan?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.