Una Palabra Oportuna No. 436

Oración de la mañana.  Martes 7 de julio de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor y le abro mi vida.

Te pido Señor: que yo quiera lo que quieres tú, que yo haga lo que haces tú y lo haga a tu modo.

Jesús al ver a la multitud siente compasión porque estaban cansados y abatidos.

Reflexiono:

Una cosa es estar cansado y otra estar cansado y abatido. Jesús nos da un horizonte de esperanza. Él nos enseña a asumir la propia realidad con sus luces y sombras, y nos llama a la armonía de ser hijos de Dios, hermanos unos de otros y cuidadores del planeta como casa común.

Me pregunto

¿Asumo todas las luces y sombras de mi vida y realidad?

¿Le presento a Jesús estas situaciones para con Él armonizarlas?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.