Una Palabra Oportuna No. 461

Espiritualidad. Lunes 13 de julio de 2020.

Por Antonio Pérez Esclarin.

Amor eficaz

El teólogo mártir Ignacio Ellacuría nos advertía que el amor cristiano debe ser un amor eficaz, orientado a crear condiciones que posibiliten a todos una vida justa y digna; tiene en consecuencia una dimensión política esencial, pues está llamado a posibilitar a todos la vivencia de los derechos humanos, que en Venezuela, han quedado reducidos a un ejercicio de retórica inoperante.

Debemos convertir los “derechos” en “hechos”, se trata de cambiar el corazón mismo del sistema, para posibilitar el surgimiento de una nueva humanidad.

El amor político debe mitigar el hambre de comida, pero también el hambre de salud, de educación, de trabajo digno y bien remunerado, de respeto, paz y convivencia; por ello, como nos proponía Einstein, debemos aprovechar las crisis y la pandemia para gestar lo nuevo.

La creatividad nace de la angustia, como el día de la noche, es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

Tenemos que salir de la pandemia del virus más solidarios, más fuertes, más comprometidos a combatir las epidemias del hambre, la miseria, la violencia y la represión  y trabajar por una Venezuela reconciliada y próspera que garantice a todos vida digna.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.