Una Palabra Oportuna No. 485

palabra

Espiritualidad. Domingo 19 de julio de 2020.

Por Pedietri Ramírez.

Discípulos del Señor

Somos un pueblo mariano, cada región nombra a la Virgen bajo una advocación diferente, pero todos nos referimos a la misma mujer que Dios escogió como madre de su Hijo.

Viendo el modo de proceder de María, aprendemos cómo hacernos discípulo de Jesús. Fue una mujer sencilla, solidaria, vivió en medio del pueblo, experimentó la alegría expresada en el Magníficat, y padeció el sufrimiento de perder a su hijo, como tantas madres hoy lo padecen.

Es la madre del Hijo de Dios y nuestra madre celestial, regalo que Jesús no dio, antes de morir.  Está presente en la vida y la fe del pueblo. A través del rezo del rosario los creyentes nos acercamos, conocemos y comprendemos los misterios de su Hijo; una espiritualidad vivida día a día con cercanía y sencillez.

Te pedimos Virgen santísima que intercedas por el mundo entero. Que pronto se encuentre la cura a esta pandemia. Te pedimos por Venezuela para que animes en nuestros corazones, la fe, la esperanza y la fortaleza que tanto necesitamos para salir adelante.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.