Una Palabra Oportuna No. 497

Interioridad. Miércoles 22 de julio de 2020  

Por Hna.  Silvia Blanco

Reserva este momento para orar. Inicia respirando profundo.

Ponle nombre a cómo te sientes: ¿tranquila, frustrado, contento, vulnerable…?

Y escucha a Dios que nos habla en el Evangelio: “Te doy gracias, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla”. Una de las señales que indican la alegría más verdadera es el agradecimiento. ¿Eres una persona agradecida? ¿Y con Dios, lo eres? ¿Y con los hermanos?

Piensa en una persona a la que desees agradecerle un gesto que haya tenido contigo en esta semana y escríbele un whatsapp, ¡Sé agradecido y provoca una sonrisa!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.