Una Palabra Oportuna No. 657

Oración de la mañana. Domingo 27  de septiembre de 2020.

Por Herlinda Gamboa. Voz Julitze Maryurel.

Cafecito de la esperanza

Señor Jesús, un nuevo domingo para compartir en casa. Venimos a tu presencia, Dios nuestro, como caminantes, peregrinos, buscadores… y queremos darte gracias, celebrar juntos la alegría de sentirnos hijos tuyos. Éste es un lugar para el encuentro, encuentro contigo desde nuestras raíces, con nuestra historia y con el hoy tan pobre y pequeño, pero abierto a ti.

Celebramos tu presencia resucitada, nos animas a seguir, estrenando la vida que iluminas y transformas. Aquí estamos para escuchar, leer, meditar, contemplar… Sentir y gustar con calma, tu palabra. Hoy tu Evangelio nos regala una imagen de familia que da lecciones de mirada y escucha atenta para aceptar tu voluntad como proyecto de plenitud.

Como los dos hijos de la parábola, aquí estoy y sabes que muchas veces prometo seguirte, pero las palabras son más rápidas que los hechos o la voluntad es más débil que las situaciones. Ayúdame a ser coherente en mis pensamientos, palabras y acciones. Renueva cada día la ilusión por seguirte juntos acogiendo, sembrando y entretejiendo tu Reino.

 Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.